¿Por qué usar aceites esenciales en bebés y niños pequeños?

La aromaterapia es el uso de poderosos extractos botánicos llamados aceites esenciales, los cuales se extraen de diferentes partes de plantas aromáticas como la lavanda, eucalipto, romero, geranio o rosas. Los aceites esenciales poseen un efecto holístico sobre nosotros ya que nos afectan tanto a nivel físico, como emocional y energético, son altamente concentrados, son liposolubles (se disuelven principalmente en medios grasos) y volátiles.

Por otra parte, la aromaterapia hace uso de distintos ingredientes naturales que sirven como portadores o base para el uso seguro de los aceites esenciales, por lo que al crear productos de aromaterapia se conjugan los efectos beneficiosos tanto de los aceites esenciales (que corresponde al principio activo) como de los demás ingredientes que elijamos usar.

Lamentablemente, en el mercado abundan productos para el cuidado de nuestro bebé o niños que contienen ingredientes peligrosos, como vaselina, aceite mineral (o sea, proveniente del petróleo) y con agentes aromáticos sintéticos. Estos últimos son especialmente peligrosos para un cuerpo pequeño y en crecimiento ya que son altamente persistentes, o sea, poseen baja biodegradabilidad lo que hace que se mantengan en estos pequeños cuerpos por más tiempo que lo necesario.

Al contrario de lo que sucede con los aromas sintéticos, los aromas aportados por los aceites esenciales comienzan su degradación y metabolización inmediatamente a partir de su ingreso a nuestro cuerpo por lo que permanecen con nosotros por un corto período de tiempo. A la vez, que provocan efectos beneficiosos para nosotros y nuestros bebés y niños, como relajación, sensación de alegría o armonía.

Los bebés aún tienen su cuerpo en desarrollo por lo que los aceites esenciales, al igual que cualquier otro producto que usemos en ellos, deben ser usados con precaución y de la forma correcta para no afectar sus pequeños órganos en desarrollo. Por ésta razón es importante seguir las guías de seguridad proporcionadas por los expertos en la materia y no hacer caso a toda la desinformación que lamentablemente ronda en internet.

No todos los aceites esenciales se pueden utilizar a cualquier edad ya que éstos pueden contener compuestos peligrosos según la edad o condición de la persona. Esto es especialmente delicado cuando se trata de bebés. Por otra parte, los aceites esenciales deben ser fuertemente diluidos, según la edad.

Aprende a utilizar los aceites esenciales e hidrolatos en bebés y niños de hasta 3 años en el taller online Aromaterapia en bebés y niños pequeños

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *